domingo, 14 de octubre de 2012

7-O – Pensamientos y divagaciones

En general, la noche del 7 de Octubre fue bastante extraña.  Había una tensión en el ambiente que se podía empujar con las manos.  Todos, gobierneros y opositores sabíamos que nos jugábamos algo muy importante.  Sin embargo, el enfoque y lo crítico de la situación era muy distinto en ambos casos.

El candidato presidente abogaba por “La paz planetaria” y “El equilibrio universal”, mientras que su principal contendor abogaba por “Educación, seguridad, empleo, salud, trabajo, unidad y reconciliación”.

Los venezolanos, unos a fuerza fe, votamos por el cambio, por la restitución de la justicia, por la búsqueda de la igualdad (que no se da sólo por decir los venezolanos y las venezolanas); otros, a fuerza de resentimientos, oportunismo, miedo o simple conformismo votaron por mantener un esquema que aunque no les da demasiado a ellos, les quita bastante a los otros.

Así que hay diversas posiciones respecto a ese día.  Los que lloraron, los que gritaron de rabia (y en algunos casos aún lo hacen) y los que celebraron.

Para los que celebraron

Su candidato “ganó”.  Sí, entre comillas.

La situación general del país es deplorable.  El hampa reina en todo el territorio nacional.  La anarquía es la orden del día.  Y las arcas, cada vez más vacías, el aparato productivo completamente atrofiado y PDVSA - la gallina de los huevos de oro - agonizando,  no auguran un futuro venturoso para la economía del país.

Sí, ganaron.

Cuando tú, que votaste por la reelección, o alguno de tus familiares o amigos sean víctimas del hampa, ¡CELEBRA TU VICTORIA!

Cuando una muerte empañe el ánimo de tu hogar porque un enfrentamiento, un ajuste de cuentas, un par de zapatos o un celular, o acaso un ruleteo sin final a través de múltiples hospitales cobre la vida de un ser querido: ¡CELEBRA QUE SE SALVÓ LA PATRIA!

Cuando se te vaya la luz en la mejor parte del programa que estabas viendo: ¡CELEBRA!

Cuando no consigas la marca de comida que quieres o el remedio que necesitan en casa o los repuestos de tu vehículo (moto, carro, camioneta, transportista): ¡CELEBRA!

Cuando los bajones de luz te dañen los electrodomésticos: ¡CELEBRA!

Cuando gires la llave y no salga agua… No protestes.  ¡CELEBRA!

Cuando no te alcance el dinero para la comida, el médico, los remedios o cualquier otra cosa: ¡CELEBRA!

Sí…  “Ganaron”.

Eso sí, según el mismísimo Diosdado Cabello, si no te gusta la inseguridad, te puedes ir del país cuando quieras…  Aunque hayas ganado.

Para los que gritaron

Perder, bajo cualquier circunstancia es difícil.  Pronósticos, estadísticas, encuestas pre-elecciones y encuestas a boca de urna daban victorioso a Capriles, pero al final eran sólo eso…  numeritos sin valor electoral.

Perdimos, por ventajismo, por desigualdad de oportunidades, por trampa, por negociación…  Por lo que sea.  Perdimos.  Pero ganamos.

No es hora de tirar la toalla.  No es hora de sentirnos derrotados.  No es hora de vociferar insultos a nuestro candidato.  Mucho menos es hora de decir: “Capriles nos falló”.  Desde cualquier punto de vista, ganamos.  Más adelante explico por qué.

Si tu espíritu demócrata llega hasta el primer obstáculo, o hasta el segundo, o hasta el tercero…  Entonces realmente no lo posees.  El espíritu de lucha no termina, no se agota.  Rara vez la libertad se ha logrado a través de un camino corto.  Y suele ser más largo cuando el uso de la violencia para obtenerla, la libertad, no es una opción.

Yo voté, votaré y seguiré votando cada vez que sea necesario para reiterar mis deseos de libertad plena en este país.  No me importa el ventajismo, no me importa lo que tome.  Mi voto no es negociable.  Siempre será para la libertad.  Y el tuyo. debería serlo.

Para los que lloraron

El mundo no se ha acabado. Claro que queríamos un cambio ya, pero si el país no está preparado para eso, no podemos avanzar. Sólo la mitad del país no puede levantar al resto. Necesitamos que la gran mayoría esté plenamente convencida de que el cambio es necesario y, al parecer, eso sólo es posible si el país termina de sumirse en un profundo hueco económico que no tenga otra salida aparte de un cambio radical de gobierno. Sigan leyendo y entenderán por qué digo esto.

¿Por qué ganamos?

El país, para sobrevivir va a requerir que en los próximos meses se realicen ajustes económicos muy fuertes.  Desde la óptica del ciudadano común eso va a significar que el gobierno lo está haciendo muy mal, tanto que es posible que se aproxime un nuevo Caracazo.  Uno de los posibles ajustes es la subida de la gasolina, y eso en este país nunca es bien recibido.

Los próximos meses van a representar un reto muy difícil de afrontar por parte de cualquier gobierno.  Se vislumbran, entre otras cosas, una devaluación del bolívar que ha demostrado no tener más nada de fuerte aparte del nombre.  Cómo ya dije antes, un aumento en el precio de la gasolina, que ahora cuesta mucho más debido a que la estamos importando.

El estado crítico de las prisiones, la criminalidad desbordada y la anarquía desatada van a ser problemas que, en manos de este gobierno, van a empeorar conforme pase el tiempo y no se tengan políticas serias para enfrentarlos.  Eso sólo llevará a más anarquía, más impunidad e inseguridad y más historias sobre pranes haciendo las funciones de directores de las prisiones que deberían representar un castigo para ellos y no un premio.

Todo lo anterior sólo significa que cualquier esfuerzo real hecho por parte del gobierno, será percibido como un aumento en el costo de la vida, más allá de lo que ya hemos vivido.  El tiempo en este nuevo período de gobierno está mucho más en contra del presidente que en los anteriores.  Y cómo dicen por ahí.  Amor con hambre no dura.

De haber ganado Capriles, su popularidad se hubiera ido a pique en el corto plazo debido a las medidas urgentes que hay que tomar.  Sin mencionar que los gobierneros se enfocaron en terminar de desfalcar lo que restaba de nuestros recursos debido a la inminente victoria de Capriles.  Debido a esto, parece una jugada maestra el cambio de vencedor a última hora, puesto que si las cosas ya estaban color de hormiga, ahora estarán negras como la noche más oscura.

La salud del vencedor sigue en tela de juicio y ya veremos si aguanta el embate de este enfrentamiento contra la corrupción desmedida que él mismo ha propiciado durante los últimos 14 años.

El 7 de octubre perdimos, ¡pero ganamos!

lunes, 3 de septiembre de 2012

El show debe continuar

Exactamente ese es el problema.  Para el actual mandamás de Venezuela el país, nuestros problemas y todo cuanto tiene que ver con los venezolanos es un show, es una especie de tragicomedia que no merece ser tomada en serio.

Diariamente mueren más venezolanos que los caídos en un mes en plena guerra.  Cada día más venezolanos se ven asfixiados por inflación, corrupción, inseguridad y mucho más, pero para HCF lo importante es que el show debe continuar.  ¡Que frase tan desafortunada! No puede haber algo más indolente que decirle a quien lo perdió todo, no sólo lo material, sino su familia entera algo como: el show debe continuar.  Y es que para HCF, todo es un show.

Y es que él y únicamente él puede ser el candidato para los pobres.  Y adivinen qué, se necesitan pobres para que haya un candidato exclusivo para ellos.  Sí, no es cosa de otro mundo, es simple lógica.  Si yo soy el candidato de los pobres y acabo con la pobreza, entonces para qué sirvo???  Es así como se explica que esta adolescente llamada Quinta República no sea otra cosa que una triste y desamparada niña, prostituida por los caníbales del régimen quienes no sólo se aprovechan de ella, sino que la desangran cada vez más.

Esta pálida Venezuela cuyas arterias están colapsando parece estar a punto de infarto.  Puentes caídos, refinerías en llamas, cárceles gobernadas por los reos, obras que nunca fueron más allá de su inicio. Promesas y más promesas que jamás fueron cumplidas.

Sí, el mico-mandante presidente (así, todo en minúsculas porque no se merece ni una sola letra capital), ese que se hace llamar el “corazón de mi patria” lo que hace es bombear podredumbre, inmundicia y pus a lo ancho y largo del territorio nacional. Ese que tanto amor dice tener y que tanta fanfarria le hace a la guerra.  Ese que ha sembrado odio hasta en el lugar más recóndito de mi Venezuela. Ese que ostenta todo el poder, Hugo Chávez Frías es el total responsable de cuanta desgracia se cierne hoy sobre nuestro país.  Él y sólo él con sus nombramientos a dedo.

Y digo algo más, este capítulo se está acabando, las páginas finales de esta historia se están escribiendo conforme pasan los días.  El show debe continuar según dijo el usurpador de Miraflores, y esa es una verdad del tamaño del mundo.  Porque lo único constante es el cambio. El show va a continuar después de este oscuro y dramático capítulo y de HCF no quedará ni el recuerdo en un par de años.  Cuando la crisis haya pasado, cuando no queden huellas rojas rojitas en ningún lado, cuando su inmunda presencia haya sido lavada por las aguas de la verdad, su recuerdo será como un mal sueño…  En unas horas no tendremos ni idea de quien fue o de lo que alguna vez quiso ser pero nunca fue.

La mala memoria de este pueblo, esa de la que se ha aprovechado para tratar de tergiversar la historia, esa misma le dará el más duro golpe que pueda haber imaginado jamás, el olvido total y completo de su persona. De su ser, de su historia.  En un par de años no existirá en la memoria de Venezuela. Será un par de páginas aburridas en algún libro de historia de Venezuela que la mayoría pasará rápidamente.  Porque la obra de estos 14 años ha sido total y absolutamente nula.

El 7-O viene la marea, pero no la roja rojita.  El 7-O la marea tricolor se alzará en mar de leva para arrasar cuanta porquería quede de este régimen personalista que sólo persigue cultivar el ego de quien ocupa, por muy poco tiempo más, la silla presidencial de este país.

lunes, 21 de mayo de 2012

Henrique Capriles vs el candidato

Pasa el tiempo y se acerca el 7-O.  Día tras día, semana tras semana aparecen, una tras otra, enormes pruebas de corrupción, ineptitud y clientelismo. 

aponteaponteDesde el recital del ex-magistrado Aponte Aponte se ha puesto en evidencia que la justicia, en este país, está a la venta del mejor postor.  La guerra que se desató en el penal de La Planta demostró sin lugar a dudas que el orden dentro de las instalaciones carcelarias lo imponen los criminales; los guardias apenas están allí para ser meros proveedores o simples intermediarios en negocios la-planta1multimillonarios donde una comisión es probablemente mucho mayor que varios meses de sueldo.  La presencia de armas de guerra, explosivos militares y munición suficiente para hacer frente a las “autoridades policiales” durante aproximadamente un mes no es sino la demostración irrefutable de que los “guardias” de la prisión son aún  peores que los criminales allí “privados de libertad” puesto que ostentando uniformes e insignias que los acreditan como fuerzas que imponen el orden, sólo se venden al caos sin importar cómo puede afectar esto incluso a sus propias familias más allá del beneficio material que obtienen en el corto plazo.

Según el Banco Central de Venezuela las importaciones del Estado aumentaron, especialmente en los rubros de alimentación y agrícola.  Es decir que la soberanía alimentaria es una farsa, que termina de caerse cuando el mismo presidente del BCV afirma que hay que aumentar la producción interna para combatir la inflación.

En el centro de este torbellino tenemos a un presi-ausente que ya lleva 50 días desaparecido en acción, cuya megalomanía y la cuerda de jaladores profesionales que tiene alrededor no le permiten declinar a su candidatura.

Henrique-Capriles-RadonskiLa Mesa de la Unidad Democrática tiene un candidato sacado de unas abrumadoras elecciones primarias que calaron profundamente entre las filas gobierneras, prendiendo una serie de alarmas en todos los niveles anunciando que el portaaviones se está hundiendo y que quien quiera salvarse tiene que estar al borde de la plataforma para saltar (la talanquera, citando al presi-ausente) y terminar de empujarlo al abismo con el salto.

Los Diosdadistas, los Rangelistas, los Jauistas, Los Maduristas…  Todos y cada uno de esos grupos no son más que un reflejo tardío (puesto que aún no es visible) de la pelea entre pranes (líderes criminales) que se desató en La Planta cuando se supo que ese “cuartel de operaciones” sería cerrado y eliminado.

hienasYa veremos a los pranes rojos rojitos pelearse como hienas por la carroña, cuando una vez apostadas todas las esperanzas de continuidad caótica en la candidatura del ausente, el candidato se despida de una vez por todas y los deje colgando y sin opciones para el 7 de octubre.

jueves, 10 de mayo de 2012

El enfermo, las encuestas y los chacales

Mucho es lo que se especula de la enfermedad del líder absoluto del chavismo.  Fuentes de un lado y de otro se enfrentan entre “runrunes” y rumores.  Lo cierto es que las apariciones diarias, las muestras de fortaleza y la publicidad del inquilino de Miraflores ha disminuido notablemente en escenarios públicos para quedar limitada a Twitter, llamadas telefónicas y fotos muy bien arregladas.

Hace unos meses, médicos cubanos le dieron una expectativa de vida de unos dos años, mientras que los rusos opinaban que si llegaba al año, ya era ganancia.  La ausencia reiterada de “El enfermo” ha puesto en tela de juicio las vociferaciones de sus camaradas respecto a que “Hay –enfermo- para rato”.

Sin embargo resulta curioso y bastante triste el juego de las encuestas y la enfermedad.  Mientras más enfermo está, más intención de voto hay hacia él, como si se tratara de una silla milagrosa, la que se encuentra en Miraflores.

El equilibrio que debe mantener el personaje entre la enfermedad (que le da intención de voto por parte de los que piensan “pobrecito, hay que apoyarlo porque está enfermo”) y la fuerza (que es lo que le da intención de voto a los radicales es una balanza) es delicado y un paso en falso podría hacerlo resbalar, a cuenta de un empujón por enfermo o de una desilusión por mentiroso.

Para completar, resulta que ante la inminente llegada de un cadáver, el del régimen, los chacales gobierneros están haciendo cuánto es posible por apoderarse de la mayor tajada antes de que se descomponga por completo.  Casos como el recital de Aponte Aponte, el caos carcelario cada vez más evidente y público, la incapacidad para mantener las tan cacareadas Misiones y los hechos de corrupción a todos los niveles junto con la descomposición social que vive Venezuela presentan un escenario poco alentador para los próximos meses.

La salida del gobierno es la intriga y la violencia.  Amenazan con salirse de la CIDH (Corte Interamericana de los Derechos Humanos), porque “la tienen agarrada con el gobierno venezolano”.  Pero esto implica salirse igualmente de la OEA (Organización de los Estados Americanos) e incumplir la propia Constitución.

Las filas del chavismo se remueven con inquietud, como quien sabe que la cosa está excesivamente normal, sólo que se encuentran ante un portaaviones que se hunde y amenaza con llevárselos hasta el fondo del abismo.

Este régimen parece haber alcanzado su fecha de vencimiento, y el 7 de octubre se moverá el piso de muchos.

 

Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado,
ese Estado no debería existir; y al fin no existiría.

Simón Bolívar

miércoles, 11 de abril de 2012

11 de Abril – 10 años después

Bienvenid@s sean tod@s.  A partir de hoy voy a retomar la escritura en este blog debido a que se avecinan tiempos inciertos y de grandes cambios.  No se trata de ser chavista u opositor.  Este blog se trata de mi derecho a querer vivir bien en mi país y no sólo a sobrevivir día día a la violencia que invade cada sección de nuestras vidas.

Hoy se cumplen 10 años de lo que para mí fue una masacre.  Una masacre generada por los errores de un sector,  y la indolencia del otro para mantenerse en el poder a toda costa.

Ya, a estas alturas, no busco responsables.  Las culpas, al igual que los muertos son compartidas.  Los venezolanos apoyaran a quien apoyaran murieron sin un fin, sin justicia y sin necesidad.

Muchas fueron las imágenes de ese día, pero hay un par que destacan entre la mayoría.

llaguno1

llaguno2

No podemos darnos el lujo de olvidar. No podemos darnos el lujo de voltear hacia otro lado y pretender que este tipo de actos no nos afectan.  La orden fue dada y los pistoleros arremetieron.  No fue la primera vez, y mucho menos sería la última.

A 10 años de esta acción armada en contra de la sociedad civil con el único fin de perpetuarse en el poder, los pistoleros siguen en la calle, las investigaciones son inexistentes y la verdad nunca se ha escrito, pues cada quien expresa su punto de vista, con unos hechos tan llenos de anarquía y odio que desorientarían al más parco espectador.

Pistoleros, francotiradores y una gran sed de sangre impulsaron esos eventos que marcarían el inicio de un descenso moral sin precedentes en la sociedad venezolana.

Estamos en el 2012, es un año de cambios.  Sólo queda esperar y poner nuestro grano de arena para que ese cambio sea positivo y lleve a nuestro país a un mejor porvenir.

Hace 10 años veíamos congregaciones como estas:

marcha11abril

Hace mucho menos tiempo los números de las primarias lanzaron escalofriantes alarmas entre las filas del chavismo.  Ahora es cuando tenemos que conservar la calma y prepararnos para votar y defender nuestro voto.  Nos estamos jugando la libertad el próximo 7 de octubre.

Dios Bendiga a este país y a su gente y nos permita retomar caminos de esperanza y prosperidad!

Se produjo un error en este gadget.