martes, 17 de noviembre de 2009

Del cielo al infierno en un Metro

Aquí estamos de nuevo, mis queridos lectores.  Sé que estuve ausente durante mucho tiempo.  Y es que sin querer excusarme, puedo decir que he estado bastante ocupado tanto con mi vida, como con mis otros blogs.

Lo que me impulsó a escribir hoy fue el inmenso deterioro que vive nuestro país… No como geografía, sino como civilización, como pueblo, como sociedad.  Desde hace 10 años, la revolución se ha empeñado en fomentar antivalores y enaltecer los hechos punibles; de lo que ha resultado nada más y nada menos que las cifras más que escandalosas de homicidios, atracos y otros crímenes.

Con más de 100 muertos semanales, Caracas pasó de ser la Sucursal del Cielo a convertirse en una de las pailas del infierno donde, a diario, y sin mayor esfuerzo una persona puede presenciar un crimen diario.  Arrebatones de teléfonos, carteras, encañonamientos en plena vía pública, armas de guerra en manos de civiles y muchas otras cosas.

Ese es el menú diario que nos toca vivir a los Caraqueños.  A todo esto, la Fiscal General de la República responde con una cháchara de inventos de los medios y de “aquí pareciera que hay inseguridad, pero no es así”.  Y es que resulta absurdo que salga con esas declaraciones apoyada en la implementación del Plan Caracas Segura cuando el mismo coordinador de dicho plan fue asesinado a tiros para robarle su vehículo.

Estamos hablando de nada más y nada menos que quien fuera jefe de la policía y coordinador del plan que debía reducir la criminalidad en la ciudad capital.  Si eso es lo que le ocurre a un funcionario entrenado para situaciones extremas…  Mejor no entremos en detalles en cuanto al tema de lo que le queda a los transeúntes comunes.

Para colmo de males, resulta que ahora el “guapo ‘e barrio” que ostenta el título (no merecido, por cierto) de presidente de esta república anda en una tónica de buscapleitos para ver si así apacigua los malos humores que viene acumulando internamente.  Pero no se dio cuenta que después de su “llamado a las armas”, no salió ninguno de sus facinerosos lame-botas (por no decir algo más escatológico) a ponerse al frente de la batalla…  Y cuando vio que él mismo iba a tener que ir a liderar la ofensiva (porque definitivamente no era una defensiva), se le aguó el guarapo, como decimos en el coloquio criollo (se atemorizó) y salió con una de sus absurdas escapatorias… Era un chiste.

Atacar y menguar a los productores de alimentos en Venezuela, asediar a los ganaderos y a las grandes plantas productoras no ha sido una decisión sabia.  Es más, hacer ésto a la vez que se destruye PDVSA (la mayor entrada de divisas del país – la gallina de los huevos de oro) es aun más estúpido, dado que sólo va a generar una crisis inevitable en un tiempo perentorio que probablemente va a arrasar con cuanto quede de la robolución bonita y sólo dejará un baño de sangre, destrucción y una cacería de brujas que durará algún tiempo.

Desde Petare hasta Propatria, pasando por El Valle, y todas las rutas sub-urbanas y extra-urbanas del Metro y el Metrobus…  Éste es el panorama.  Decadencia, pobreza (en algunos casos, meramente mental) y crimen.  Vamos a ir a parar al Salvaje Oeste.

En un Metro…  y 10 años de idiotez tras idiotez, hemos pasado de ser la Sucursal del Cielo a este remedo de ciudad que no es otra cosa que un hervidero de criminales y malvivientes que cada día ostentan más poder.

La hora se acerca…  Estén preparad@s!  La estructura comienza a caerse por su propio peso.

viernes, 5 de junio de 2009

Ahora, la represión “es de todos”

globo-logo Algo parece estar afectando (más que de costumbre") al gobierno.  En las últimas semanas, sus constantes muestras de dominación lo están llevando a transitar por filos desconcertantes, incluso para sus más enagenados seguidores.

En una arremetida sin presedentes, Globovisión y su personal se ven en una calle ciega, enfrentados a todo el peso de “la ley”.  El gobierno ha manipulado, acosado y amedrentado suficiente gente como para lograr un fallo en contra de este canal que lo lleva a tener que pagar una multa por mas de 3.1 millones de dólares.  Con ésto, la intención no es otra, sino cristalizar el sueño más húmedo del usurpador de la silla de Miraflores; el cierre del canal “golpista” que constantemente deja al descubierto las arbitrariedades, desmanes y atropellos del gobierno central y su secuaces. Le represión es claramente de los canales no alineados con el gobierno.

Por otro lado, los grandes heroes, los trabajadores petroleros, son tratados ahora como basura.  Aquellos que trabajaban con las contratistas de PDVSA que fueron expropiadas son mandados a callar “a como dé lugar” con el fin de mantener una aparente normalidad en el país.  Esos obreros que creían que el mico-mandante los iba a reivindicar, resulta que ahora se dan cuenta de aqullo que más claro, no se ve sino en esa pancarta.  La represión es claramente de los trabajadores petroleros (también).

Retienen a Vargas Llosa en aeropuerto de Venezuela Más aun, hace apenas unos días, el desliz con los Vargas Llosa (Padre e hijo) en el aeropuerto fue tan asombroso, que casi no lo podía creer.  En la actituda más absurda internacionalmente mostrada, se quizo callar a estos dos más que famosos personajes, como si de un par de indigentes se tratara.

Y me pregunto; ¿es que acaso la ignorancia de los funcionarios gubernamentales llega a tanto como para no ver que no se trata de un don nadie a quien pueden desaparecer?  Es más, al aclararle al afamado escritor y a su hijo que no podían hacer delcaraciones políticas ¿no se dieron cuenta que están efectivamente tratando de limitar su derecho a libre expresión?  La represión es, definitivamente, de los Sres. Mario y Alvaro Vargas Llosa.

Me pregunto incluso si aquellos indígenas que tanto fueron usados en campañas políticas tendrán algo que decir a estas alturas…  Y como no se les ve por ningún lado, podríamos decir que hasta ellos comparten algo de esta nueva prepresión que “es de todos”.

Viejita-en-BBC[1] Y es que no debemos olvidar imágenes que nos recuerdan que hasta las personas que merecen el mayor de los respetos tanto por su condición de ancianos como por su condición de damas comparten ahora  (y gracias a este gobierno) su cuota de represión.  Porque si algo tiene este gobierno, es que la represión; ésa sí que es de todos.  Ni hablar de estudiantes, a quienes (en cadena nacional) el morador de Miraflores mandó a tratar con gas del bueno.

El río está sonando.  El cielo del atardecer está rojizo y la luna, cada noche se tiñe con la sangre de inocentes que son asesinados a diario por el hampa desatada.  Cada día más familias, incluyendo aquellas que sentían que éste era el camino, se dan cuenta de que algo no anda bien.  Y todas las voces acalladas, un día rugirán al unísono…  Y ese día, sólo entonces… Renacerá el Bravo Pueblo de Venezuela.

lunes, 25 de mayo de 2009

¿Poder o Indiferencia?

Pasan los días, aumentan las tensiones y el innombrable continúa su marcha hacia el abismo que, sin lugar a dudas se abre justo frente a sus pies.  La industria metalúrgica hecha pedazos, la petrolera en vías de extinsión, el barril de petróleo manteniéndose estable a un precio menor aun a la peor estimación que hicieran los "expertos" asesores del mico-mandante y ahora las bandas (porque éso si son bandas) chavistoides peleándose por tomar el control de la UCV, como si de una guarida de malhechores se tratara.

Por encima de todo ésto, resulta que estos desalmados (mas no desarmados) asaltantes, creen que pueden hacerse con la Universidad, no porque tengan el poder para hacerlo, sino porque la indiferencia de la población estudiantil les ha permitido actuar con impunidad al no ser ellos objeto del dedo acusador y de un brazo estudiantil cansado de los abusos.

La indolencia de cada UCVista que se entera de que hay gases lacrimógenos en algún lugar de la universidad y no va acompañado de todos sus "amigos" a ver en qué puede ayudar es, justamente, lo que ha generado que los pequeños grupos hostiles se crean con fuerza suficiente como para amedrentar al estudiantado, profesores y demás personas que hacen vida diariamente en los predios de la Ciudad Universitaria de Caracas.

Sin embargo, estén seguros de algo...  Si siguen agitando el polvorín y jugando con fuego cerca de tanta pólvora, se quemarán indefectiblemente.; no por que yo lo diga, sino porque así lo demuestra la historia...  y la naturaleza animal que llevamos por dentro.  El animal más dósil puede volverse una fiera sin piedad si se siente acorralado y sin salida y, hasta ahora, los venezolanos hemos sido dósiles y hemos cedido espacio.  Pero se está acabando el espacio que podemos entregar y no hay nada más peligroso que alguien que ya no tiene nada que perder.

lunes, 16 de febrero de 2009

Ahora SI se hunde este barco

Pensando y buscando respuestas entre los intrincados zurcos de mi mente pude caer en cuenta del que, sin duda, es el mayor problema de mi país...  Por mucho que nos moleste cuando se ha dicho que lo único que detiene a Venezuela para desarrollarse son los venezolanos, es evidente por los resultados del referendum que es cierto.  Y usted mi apreciado lector, que se sumó al NO rotundo que resonara en los corazones de tanta gente, usted no es de quien hablo.

El mayor problema de Venezuela es el populismo y todos los populistas que viven en él.  Sin pensarlo muchas personas que caen en el fanatismo radical otorgan cheques en blanco al patético tiranillo que habita el Palacio de Miraflores, en la absurda esperanza de que éste les cumpla el millón de promesas que ha hecho y que no dan visos de estar en los planes de los próximos años.

Es justamente ese venezolano, el ingenuo y creyente a ciegas el que ahora sufrirá por encima de todos los demás porque resulta que su ídolo, el omnimintiente Comandante no está en capacidad de afrontar la crisis económica que se le viene encima y ni él ni ninguno de sus asesores tiene la experiencia o las bases adecuadas para formular un plan económico que mantenga al tan mentado "pueblo" alejado de la hambruna que amenaza con echársele encima como un ave rapaz que está al acecho de su presa.

El "Mico-mandante" se ufana diciendo cuántos avances ha logrado en sus cadenas interminables, hablando de socialismo y austeridad, mientras el gasta a manos llenas; hablando de cuántos pobres salen cada hora de sus estado de miseria en Venezuela según sus números, sin ver cómo se multiplican los mendigos, pordioseros e indigentes en esquinas, semáforos, calles, basureros y hasta en el mismísimo Metro de Caracas.

Y es que cada día que pasa, algún típico "vivo" cree que se las sabe todas y sigue violando leyes, dejando de lado el sentido común e irrespetando a quienes están a su alrededor sin darse cuenta que está dando pasos seguros hacia el hundimiento de esta hermosa patria.  Cada uno de esos "vivos" empujan lentamente, pero sin descanso a Venezuela hacia el abismo de la anarquía.

Para finalizar este post, sólo me queda llamarl@s a la reflexión...  A tod@s.  Porque sin la actitud pasiva y permisiva del resto de los venezolanos, los vivos no podrían serlo.  Debemos exigir nuestros derechos y protegerlos contra cualquier agresión, por insignificante que ésta parezca, por que cada coleado, cada semáforo que se ignora, cada corrupto tiene su parte en el camino de Venezuela barranco abajo.
Se produjo un error en este gadget.