lunes, 21 de mayo de 2012

Henrique Capriles vs el candidato

Pasa el tiempo y se acerca el 7-O.  Día tras día, semana tras semana aparecen, una tras otra, enormes pruebas de corrupción, ineptitud y clientelismo. 

aponteaponteDesde el recital del ex-magistrado Aponte Aponte se ha puesto en evidencia que la justicia, en este país, está a la venta del mejor postor.  La guerra que se desató en el penal de La Planta demostró sin lugar a dudas que el orden dentro de las instalaciones carcelarias lo imponen los criminales; los guardias apenas están allí para ser meros proveedores o simples intermediarios en negocios la-planta1multimillonarios donde una comisión es probablemente mucho mayor que varios meses de sueldo.  La presencia de armas de guerra, explosivos militares y munición suficiente para hacer frente a las “autoridades policiales” durante aproximadamente un mes no es sino la demostración irrefutable de que los “guardias” de la prisión son aún  peores que los criminales allí “privados de libertad” puesto que ostentando uniformes e insignias que los acreditan como fuerzas que imponen el orden, sólo se venden al caos sin importar cómo puede afectar esto incluso a sus propias familias más allá del beneficio material que obtienen en el corto plazo.

Según el Banco Central de Venezuela las importaciones del Estado aumentaron, especialmente en los rubros de alimentación y agrícola.  Es decir que la soberanía alimentaria es una farsa, que termina de caerse cuando el mismo presidente del BCV afirma que hay que aumentar la producción interna para combatir la inflación.

En el centro de este torbellino tenemos a un presi-ausente que ya lleva 50 días desaparecido en acción, cuya megalomanía y la cuerda de jaladores profesionales que tiene alrededor no le permiten declinar a su candidatura.

Henrique-Capriles-RadonskiLa Mesa de la Unidad Democrática tiene un candidato sacado de unas abrumadoras elecciones primarias que calaron profundamente entre las filas gobierneras, prendiendo una serie de alarmas en todos los niveles anunciando que el portaaviones se está hundiendo y que quien quiera salvarse tiene que estar al borde de la plataforma para saltar (la talanquera, citando al presi-ausente) y terminar de empujarlo al abismo con el salto.

Los Diosdadistas, los Rangelistas, los Jauistas, Los Maduristas…  Todos y cada uno de esos grupos no son más que un reflejo tardío (puesto que aún no es visible) de la pelea entre pranes (líderes criminales) que se desató en La Planta cuando se supo que ese “cuartel de operaciones” sería cerrado y eliminado.

hienasYa veremos a los pranes rojos rojitos pelearse como hienas por la carroña, cuando una vez apostadas todas las esperanzas de continuidad caótica en la candidatura del ausente, el candidato se despida de una vez por todas y los deje colgando y sin opciones para el 7 de octubre.

jueves, 10 de mayo de 2012

El enfermo, las encuestas y los chacales

Mucho es lo que se especula de la enfermedad del líder absoluto del chavismo.  Fuentes de un lado y de otro se enfrentan entre “runrunes” y rumores.  Lo cierto es que las apariciones diarias, las muestras de fortaleza y la publicidad del inquilino de Miraflores ha disminuido notablemente en escenarios públicos para quedar limitada a Twitter, llamadas telefónicas y fotos muy bien arregladas.

Hace unos meses, médicos cubanos le dieron una expectativa de vida de unos dos años, mientras que los rusos opinaban que si llegaba al año, ya era ganancia.  La ausencia reiterada de “El enfermo” ha puesto en tela de juicio las vociferaciones de sus camaradas respecto a que “Hay –enfermo- para rato”.

Sin embargo resulta curioso y bastante triste el juego de las encuestas y la enfermedad.  Mientras más enfermo está, más intención de voto hay hacia él, como si se tratara de una silla milagrosa, la que se encuentra en Miraflores.

El equilibrio que debe mantener el personaje entre la enfermedad (que le da intención de voto por parte de los que piensan “pobrecito, hay que apoyarlo porque está enfermo”) y la fuerza (que es lo que le da intención de voto a los radicales es una balanza) es delicado y un paso en falso podría hacerlo resbalar, a cuenta de un empujón por enfermo o de una desilusión por mentiroso.

Para completar, resulta que ante la inminente llegada de un cadáver, el del régimen, los chacales gobierneros están haciendo cuánto es posible por apoderarse de la mayor tajada antes de que se descomponga por completo.  Casos como el recital de Aponte Aponte, el caos carcelario cada vez más evidente y público, la incapacidad para mantener las tan cacareadas Misiones y los hechos de corrupción a todos los niveles junto con la descomposición social que vive Venezuela presentan un escenario poco alentador para los próximos meses.

La salida del gobierno es la intriga y la violencia.  Amenazan con salirse de la CIDH (Corte Interamericana de los Derechos Humanos), porque “la tienen agarrada con el gobierno venezolano”.  Pero esto implica salirse igualmente de la OEA (Organización de los Estados Americanos) e incumplir la propia Constitución.

Las filas del chavismo se remueven con inquietud, como quien sabe que la cosa está excesivamente normal, sólo que se encuentran ante un portaaviones que se hunde y amenaza con llevárselos hasta el fondo del abismo.

Este régimen parece haber alcanzado su fecha de vencimiento, y el 7 de octubre se moverá el piso de muchos.

 

Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado,
ese Estado no debería existir; y al fin no existiría.

Simón Bolívar

Se produjo un error en este gadget.